EL TS AVALA LA REFORMA LABORAL

Hace aproximadamente un año, mi profesor de prácticas de Derecho del Trabajo nos trajo a clase una sentencia del Tribunal Supremo. Ésta versaba acerca de una indemnización por despido improcedente en dónde el Tribunal fallaba a favor del trabajador y en contra de la Reforma Laboral de 2012. El profesor nos dejó bien claro que mientras que no hubiera jurisprudencia continuáramos calculando la indemnización tal y como disponía la Disposición Transitoria 5ª de la Ley 3/2012 (pág. 56). El pasado 18 de febrero de 2016, el Supremo a través de una sentencia para la unificación de doctrina, deja sin efecto su sentencia de 2014 que permitía obtener una indemnización de hasta 1.260 días de salario.

I. REFORMA LABORAL

En el 2012 la indemnización por despido improcedente fue reducida de manera considerable. Antes de la Reforma el trabajador tenía derecho a una indemnización a razón de 45 días de salario por año de servicio con límite de 42 mensualidades (o 1.260 días). Después de la reforma cambió a 33 días salario por año de servicio con límite de 24 mensualidades (o 720 días).

El problema principal con el que nos encontramos es para aquellos trabajadores que hubieran formalizado un contrato de trabajo antes del 2012. La razón se debe a que la Disposición Transitoria 5ª creó cierta confusión en su interpretación. Esta DT 5ª indica la fijación de un nuevo importe y límite para la indemnización por despido improcedente para las relaciones laborales iniciadas antes de la Reforma Laboral. Dicho límite está en 720 días o 24 mensualidades. 

La interpretación generalizada fue la siguiente: el tope indemnizatorio de 720 días era de aplicar a todos los despidos improcedentes, salvo para los trabajadores que lo hubieran superado a 12 de febrero de 2012. El importe máximo que percibirían sería el que hubieran alcanzado en dicha fecha, el cual nunca podría ser superior a 42 mensualidades.

II. SENTENCIA DE  2014

La sentencia del Tribunal Supremo 29 de septiembre de 2014 supuso un cambio de vertiente, pues alteró totalmente la interpretación que se le estaba dando a la DT 5ª. El Alto Tribunal sostuvo que en aquellos supuestos que hubieran superado las 24 mensualidades (o 720 días) a 12 de febrero de 2012, se permitiría seguir calculando la indemnización posterior a la reforma (a razón 33 días por año) hasta alcanzar las 42 mensualidades.

Esta interpretación provocó divisiones. Hubo tribunales que siguieron la doctrina el TS. Otros, en cambio, continuaron con la primera vertiente.

III. SENTENCIA DE 2016

Año y medio después, la sentencia del Tribunal Supremo de 18 de febrero de 2016 supone un cambio de doctrina. La interpretación que ahora debemos tener en cuenta es la siguiente:

  • La DT sólo será de aplicación para los contratos anteriores a 12 de febrero de 2012.
  • Si tenemos una relación laboral previa y posterior al 12/02/2012, el importe de la indemnización no puede ser superior a 720 días de salario o 24 mensualidades.
  • El límite de 720 días puede no tenerse en cuenta cuando la cuantía de la indemnización, calculada en periodos previos al 2012, se ha devengado en una cuantía superior al tope. Esta opción sólo se permite de manera excepcional. Dicha cuantía no puede superar las 42 mensualidades.
  • Si a fecha de 12/02/2012 no se ha llegado al tope de 720 días, no puede superarse como consecuencia de la posterior actividad. E decir, si la indemnización a febrero de 2012 es de 510 días (a razón de 45 días) tenemos que seguir calculando (a razón de 33) hasta alcanzar los 720. El tope de 720 se aplica de manera global a ambos periodos.

Un ejemplo será más visual:

Antonia tiene una antigüedad en la empresa de 21 años – 12/02/1995 a 12/02/2016

Salario mensual: 1.500 € – Salario diario: 1.500/30= 50 €/día

INDEMNIZACIÓN ANTES DE LA REFORMA:

  • 12/02/1995 a 12/02/2012 · 17 años
    • 45 días de salario:  45 x 50= 2.250 €  
    • Año de servicio: 2.250 x 17 = 38.250 €

TOTAL: 38.250 €

TOPE DE MENSUALIDADES Y DÍAS

  • 42 x 1.500 = 63.000 €  o 1.260 x 50 = 63.000 €
  • 24 x 1.500 = 36.000 €  o 720 x 50 = 36.000 €

Si seguimos la doctrina del TS, la trabajadora percibirá en concepto de indemnización por despido improcedente 38.250 € como máximo, ya que supera los 720 días pero no las 42 mensualidades.

IV. ¿QUÉ OCURRE CON LAS INDEMNIZACIONES QUE SUPERAN EL LÍMITE DE 720 A 12 DE FEBRERO DE 2012?

No se calcula, debido a que llega al máximo que indica la DT 5ª. Los principales afectados por esta doctrina del TS son los trabajadores que tengan una antigüedad en su empresa de 16 años o más, los cuales verán reducida su indemnización de manera más que considerable.

¡UN SALUDO!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s