LA MOVILIDAD GEOGRÁFICA

Hace ya unas cuantas semanas que son bastantes las noticias que hablan acerca del aumento de la movilidad laboral de los ocupados en España. Por ello, hoy os vengo a explicar una de las dos modalidades que reconoce el Estatuto: la movilidad geográfica.

I. ¿QUÉ ES LA MOVILIDAD GEOGRÁFICA?

Se trata del cambio del lugar de trabajo del trabajador que obliga al cambio de su residencia.

  • CAUSAS.
    • Económicas.
    • Técnicas.
    • Organizativas.
    • Producción.

Se consideran así todas aquellas causas relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa, así como las contrataciones referidas a la actividad empresarial.

  • DURACIÓN. En función de la temporalidad tenemos que diferenciar dos tipos:
    • El traslado, el cual tiene naturaleza indefinida o definitiva.
    • El desplazamiento, cuya duración tiene un carácter estrictamente temporal.

II. EL TRASLADO

Tal y como hemos dicho antes, el traslado, tiene carácter permanente pero, ademas, es necesario dividirlo en individual y colectivo. Para que este tenga consideración de colectivo cuando afecta a la totalidad del os trabajadores del centro, siempre que ocupe a más de 5 trabajadores, o cuando sin afectar al total de la plantilla del centro, en un plazo de 90 días, afecte a un número de trabajadores de, al menos:

  • Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.
  • El 10 por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre cien y trescientos
    trabajadores.
  • Treinta trabajadores en las empresas que ocupen más de trescientos trabajadores.

El trabajador tiene derecho a percibir una compensación económica para los gastos que se produzcan por este motivo, así como los de los familiares a su cargo (nunca inferior a lo que disponga el CC).

Por último, no se considerará traslado los cambios del centro de trabajo cuando los trabajadores hayan sido contratados para prestar servicios de trabajos móviles o itinerantes (por ejemplo, un trabajador de montaje e instalaciones eléctricas y telefónicas).

III. EL DESPLAZAMIENTO

El carácter temporal del desplazamiento impone al trabajador a la necesidad de cambiar de residencia por un periodo de tiempo determinado. En esta tipología de movilidad no cabe diferenciar entre individuales o colectivos. Dicha diferencia la hace el legislador, indicando que en un plazo de 3 años los desplazamientos no pueden exceder de 12 meses, si los supera será calificado como traslado.

Para que el empresario pueda cambiar al trabajador de centro de trabajo de forma temporal es necesario que concurran causas justificativas, tales como las indicadas en apartado I. Por otro lado, el empleador aquí también, tendrá que abonar, aparte del salario, los gastos de viaje y las dietas (nunca inferior a lo que disponga el CC).

IV. NOTIFICACIÓN AL TRABAJADOR

El trabajador tiene que ser informado con una antelación suficiente. Los plazos varían en función del tiempo del desplazamiento.

  • INFERIOR A TRES MESES. Antelación suficiente. El estatuto no especifica el tiempo. Hemos de suponer que tendrá que ser suficiente para que el trabajador pueda tomar una decisión.
  • SUPERIOR A TRES MESES. Antelación mínima de cinco días laborales. En este supuesto el trabajador tiene derecho a un permiso de cuatro días laborales en su ciudad de origen por cada tres meses de desplazamiento.

V. ACTUACIÓN DEL TRABAJADOR

  • TRASLADO. 
    • Aceptar el traslado.
    • Extinción de la relación laboral, percibiendo la correspondiente indemnización (20 días de salario por año de servicio, prorrateándose los periodos inferiores a un año, con límite de doce mensualidades).
    • Impugnación ante el juzgado de lo Social, sin perjuicio de que tiene que ejecutar el traslado. Es decir, el trabajador tiene que trasladarse y será el juez quién determine justificado o injustificado la decisión empresarial. Si la sentencia falla en favor del trabajador podrá volver al centro de trabajo de origen.
  • DESPLAZAMIENTO.
    • Aceptar el desplazamiento.
    • Impugnación ante el Juzgado de lo Social. Al igual que el traslado, tiene que ser ejecutado.

¡OJO! Si no estamos ante una situación de movilidad geográfica porque no implica cambio de residencia, entonces, puede tratarse de una movilidad funcional o de una modificación sustancial de las condiciones del trabajo.

 

Espero que os haya gustado y servido de ayuda. Quizás es de los post más largos pero la materia requiere explicar las diferencias y peculiaridades.

¡UN SALUDO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s