CARTA DE PRESENTACIÓN

Cada vez son más las empresas que, junto al CV, quieren una carta de presentación.

La finalidad principal es complementar al currículum y darle a conocer al entrevistador tus objetivos profesionales. En ella deberíamos incluir el puesto de trabajo al que queremos optar, conocimiento de la empresa y del sector, habilidades y conocimientos que poseemos. Aclaro, no se trata de una enumeración lineal de características sino de la sinergia de todos los elementos citados. En palabras llanas, si empleamos estos elementos de manera conjunta el resultado será mayor que si decidimos tratarlos de manera individual.

Dada la situación que vivimos actualmente lo reclutadores reciben numerosos CV a diario y muchos de ellos van al “cajón del olvido”. Para que esto no suceda o lo haga en menor medida, aquí es dónde un buen modelo de carta de presentación juega un papel importante. Si hacemos una buena carta incitamos a los entrevistadores a fijarse con más detenimiento en nuestro perfil y, quizás, hacerle ver que somos el candidato idóneo para el puesto.
La carta de presentación vamos a dividirla en cinco partes:

  1. A quién va dirigida. Es importante que indiquemos a quién va dirigida (la responsable de selección). Si no es posible se puede indicar la empresa, código postal, etc. Tienes que ser formal y educado, ya que no estamos hablando con un amigo.
  2. Presentación. En este apartado debemos poner nuestros datos personales (nombre, apellidos, etc.), al mismo tiempo que indicamos de dónde hemos sacado la oferta de trabajo (periódico, portal on-line, otras plataformas…) y la razón de optar a él. Aquí, tendríamos que mostrar nuestra formación académica y/o experiencia. Sin embargo, puede ocurrir que no tengamos esta última. Si se da el caso debemos reforzar y hacer hincapié en nuestras habilidades, aptitudes, destrezas que nos hacen ser el candidato más idóneo para el puesto.
  3. Cuerpo. Aquí, tenemos que darnos a conocer mejor. Debemos promocionarnos y explicar datos que no están incluidos en el CV, como por ejemplo: cualidades, habilidades, aspiraciones profesionales, estancias en el extrajero, etc. Todos ellos, necesariamente, tiene que guardar relación con el puesto. Otra cosa importante que debemos mostrar al reclutador es la motivación para acceder al puesto y las ganas de aprender a través de éste.
  4. Acción. En esta parte debemos mostrar iniciativa y pedir una entrevista de trabajo para dar a conocer mejor todos los conocimientos y habilidades que hemos estado describiendo. Eso sí, debemos hacerlo en un tono cordial y nada arrogante.
  5. Despedida. Tenemos que despedirnos en un tono sobrio, corto y que deje una buena impresión.

“Estimada srta. López,
Tras leer su oferta de trabajo en el portal X buscando un Consultor Junior en RRHH he analizado mis estudios en Relaciones Laborales y Recursos Humanos y considero que los conocimientos adquiridos en mi etapa universitaria hacen que sea la candidata idónea para el puesto de trabajo.  Durante mis estudios decidí orientar mi carrera profesional hacia los RRHH, área del puesto ofertado, eligiendo materias como la evaluación de riesgos psicosociales y psicología de grupos y equipos de trabajo. He realizado diversos cursos de selección de personal, gestión de conflictos, gestión laboral y administración de personal que me han ayudado a seguir completando y ampliar mis habilidades y destrezas en la materia. Me gustaría poder concretar una entrevista de trabajo para valorar que mis conocimientos y capacidades son los adecuados para el puesto y resolver todas aquellas dudas que puedan surgir. Puede contactar conmigo a través mi correo electrónico o mi teléfono móvil. Mi disponibilidad es de 9:00 a 14:00.

Gracias por su tiempo, un cordial saludo.

Juana Lorenzo Pérez” 

Este es un ejemplo simple que puede ser mejorado añadiendo más información. La idea es que nos quedamos con la estructura y elementos a tener en cuenta. Por otro lado,  no debe ser demasiado larga (como mucho una hoja y ya excediéndonos) ni con un vocabulario muy pomposo. A veces, lo simple es lo más acertado. En cuanto al formato, siempre electrónico. Antes de enviarla debemos leerla en voz alta unas cuantas veces y revisar si tenemos faltas de ortografías o errores gramaticales.

Espero que os haya servido de ayuda. Para dudas o más información envíame un un correo a beatriz.amoedo@hotmail.com

 

¡Un saludo!

Anuncios

LOS CONTRATOS DE TRABAJO VERBALES

En muchas ocasiones los contratos de trabajo no se realizan de manera escrita, sino verbal. Esto se debe, principalmente, a que en nuestro ordenamiento laboral rige el principio de libertad de forma para los contratos.

Un contrato verbal es aquel en el que no existe un documento por escrito que especifique las condiciones de empleo pactadas verbalmente (horarios, remuneración, descansos, duración, etc.). Sin embargo, la legislación laboral obliga la forma escrita en determinados casos, como por ejemplo:

  • Los contratos a tiempo parcial.
  • Los contratos fijos-discontinuos y de relevo.
  • Los contratos de obra o servicio determinado.
  • Los contratos a distancia y los contratos en España al servicio de empresas españolas en el extranjero.
  • Los contratos de duración determinada cuya duración sea INFERIOR a CUATRO SEMANAS.
  • Cuando así lo exija una disposición legal.
    • Contratos de interinidad.
    • Contratos de puesta a disposición por Empresas de Trabajo Temporal.
    • Contratos para fomentar el empleo.

Si se lleva a cabo un contrato verbal que la ley prevé que sea por escrito, dicho contrato se presumirá de naturaleza indefinida y a jornada completa, salvo que se pruebe que tiene un carácter temporal y de media jornada.  Asimismo,  las partes pueden exigir que se formalice por escrito el contrato en cualquier momento del transcurso de la relación laboral.

Al tratarse de un contrato verbal resulta complicado saber si se está trabajando legalmente. Aunque, actualmente, el trámite de Alta y Baja en la SS llega a través de SMS no quiere decir que todos los ciudadanos tengan activado este sistema. La persona interesada puede acudir a su oficina más cercana de la Tesorería de la Seguridad Social para saber su situación laboral (Alta, condiciones, etc.) o solicitar un Informe de Vida laboral o un Informe de Alta a fecha concreta a través de la página de la SS. Ambos enlaces son para vía SMS y de un sólo uso.

En conclusión, la mayoría de los contratos tienen que formalizarse por escrito, ya que así indica el ET y otras normas. Por otro lado, los contratos de trabajo verbales deberían ser utilizados para situaciones muy concretas y en casos excepcionales porque las condiciones de empleo pueden mermarse de manera significativa y probar estos hechos resulta muy complicado, a menos que se tengan testigos, las partes confiesen o se esté en situación de Alta.

Para más información sobre el tema o para cualquier otra duda envíame un correo a beatriz.amoedo@hotmail.com 

 

¡BIENVENIDOS!

¡Buenas tardes a tod@s!

Me llamo Beatriz, tengo 23 años y soy titulada en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Santiago de Compostela. Actualmente, estoy estudiando inglés y haciendo varios cursos de contabilidad, gestión de conflictos, gestión de personal, coaching, etc. Para el 2016 empezaré un Máster en Dirección y gestión laboral en el ámbito empresarial.

El mundo de la justicia social y de los recursos humanos me apasiona y el hecho de poder ejercer como graduada social o como técnico de RRHH son metas que espero alcanzar a medio y a largo plazo. He pensado que una excelente herramienta para alcanzar mis objetivos es esta página. Es una forma de mantenerme actualizada en la materia, reforzar lo que ya sé y aprender nuevas cosas de cara al futuro. Por ello, espero que todos aquellos que tengan dudas en determinados aspectos relacionados con su trabajo (vacaciones, contratos, salarios, despidos, etc.), cómo hacer un CV o carta de presentación  que no dude en ningún momento en preguntarme. Aquí estoy, llena entusiasmo, para responder a todas las cuestiones. De igual forma, cada semana iré actualizando la página para explicaros diferentes tipos de contratos, reformas laborales, consejos para entrevistas, etc.

¡Un saludo!